Qué impuestos directos pagamos en España

| agosto 28, 2015 | 1 Comentario

La declaración de la renta es el mejor ejemplo de cómo funcionan los impuestos directos en España, pero además del IRPf hay otros que deberías conocer.

En el sistema fiscal español existen diferentes tipos de impuestos y formas de clasificarlos según su naturaleza o su ámbito geográfico. Sin embargo, la fórmula más común es distinguir entre impuestos directos e indirectos. Esta división obedece al hecho imponible que gravan, dicho de otra forma, el tipo de acto sobre el que recae el impuesto.

Impuestos Directos

Los impuestos directos se aplican, como su propio nombre indica, sobre una manifestación directa o inmediata de la capacidad económica como la posesión de un patrimonio o la obtención de una renta. En contraposición, los impuestos indirectos se aplican sobre una manifestación indirecta de la capacidad económica, es decir, sobre el consumo y actos de transmisión de bienes.

En román paladino, los impuestos directos se aplican sobre el poder adquisitivo y el patrimonio en términos generales, mientras que los impuestos indirectos lo hacen sobre actos en sí mismo, como cuando compramos o vendemos algo. Cómo es lógico, quien más tiene más pagará en ambos casos, aunque en el primero será por el simple hecho de ganar ese dinero o tener posesiones aparejadas al mismo, mientras que en el segundo será por la manifestación de esa riqueza en forma de consumo.

Por qué hay impuestos directos

¿Por qué pagamos Impuestos en términos generales? Para poder financiar el Estado y, sobre todo, los servicios que éste ofrece a los ciudadanos y el estado de bienestar.

Para que te hagas una idea del peso de cada uno de los tributos, el el capítulo de ingresos del Estado de los Presupuestos Generales del Estado de 2016, se estima que la recaudación por IRPF llegará a los 75.432 millones de euros, con un incremento del 3,4% respecto a 2015.  Por su parte, la recaudación por el Impuesto de Sociedades registrará un incremento del 5,5%, hasta los 24.868 millones de euros. Los ingresos por IVA crecerán un 4% hasta los 62.663 millones, mientras que los ingresos por Impuestos Especiales suben el 0,8 por 100 hasta los 20.053 millones de euros.

Impuestos indirectos

Los impuestos directos se diferencian del resto en que pueden tener un carácter progresivo, como es el caso del IRPF y servir, por lo tanto, para redistribuir la riqueza. Y es que al gravar directamente la manifestación del capital, se pueden articular para que quienes más tienen, paguen también, algo que no ocurre con todos los impuestos indirectos. Así, en el caso del IVA, todos pagan lo mismo en términos porcentuales sólo que quienes más tienen, pagan más pero porque también consumen más.

Impuestos Directos en España

La mejor forma de aclarar en qué consiste este gravamen es revisar cuáles son los principales impuestos directos en España:

La declaración de la renta

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas  está regulada Ley 35/2006 de 28 de noviembre y Real Decreto 439/ 2007 de 30 de mayo y sus posteriores actualizaciones. Se puede considerar el impuesto directo por excelencia y, de hecho, la declaración de la renta es lo que la mayoría de contribuyentes entiende por ‘pagar impuestos’. En este caso lo que se grava son las rentas que ha obtenido una persona durante un ejercicio fiscal, tanto las de trabajo como las de capital y se hace en función de una escala.

La escala impone unos tipos mayores a las rentas más altas. Estas son las actuales:

tablas-de-irpf-2015-definitivas

Aquí puedes descubrir cómo funciona el IRPF.

Impuesto sobre la Renta de no Residentes

El Impuesto sobre la renta para los no residentes se rige por el Real Decreto Legislativo 5/2004, de 5 de marzo y el Real Decreto 1776/2004, de 30 de julio. Este impuesto recae sobre la renta obtenida en España por personas que no viven en el territorio nacional pero que realizan actividades en España o que simplemente se encuentran ahora desplazados.

El Impuesto sobre la Renta de no Residentes sirve para gravar, por ejemplo, el cobro de alquileres por parte de los  expatriados.

Impuesto sobre Sociedades

El Impuesto sobre Sociedades está regulado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo y el Real Decreto 1777/2004, de 30 de julio junto con las posteriores actualizaciones como las introducidas por la reforma fiscal. Es como la declaración de IRPF pero aplicado a las empresas. Este impuesto recae sobre el beneficio neto que obtienen las empresas, pero es mucho menos progresivo que el IRPF.

Las empresas más pequeñas están sometidas a tipos menores, pero la parte más importante en este caso no son los tipos finales del Impuesto sobre Sociedades, sino las deducciones que pueden aplicar las empresas y que darán como resultado un tipo real mucho menor.

Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

El Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones  se rige por la Ley 29/1987, de 18 de diciembre y el Real Decreto 1629/1991, de 8 de noviembre. Este impuesto recae sobre el dinero que o bienes que se reciben de forma gratuita, pero no como contraprestración por un trabajo. Es decir, las donaciones en vida y las herencias.

Las comunidades autónomas son las encargadas de gestionar este impuesto, sujeto a muchas exenciones en función del grado de consanguinidad de quien hereda o de quien dona.

Impuesto sobre el Patrimonio

El Impuesto sobre el Patrimonio se rige por la Ley 19/1991, de 6 de junio, y el Real Decreto 1704/1999, de 5 de noviembre. Este impuesto recae sobre la posesión de un patrimonio, que se supone que representa una capacidad económica adicional para quien lo posee. Es el llamado impuesto a los ricos y que se aplica sólo a quienes tienen un patrimonio superior a 700.000 euros sin incluir la vivienda habitual hasta 300.000 euros.

Además de estos, el Ministerio de Economía y Hacienda recuerda que existen otros impuestos directos que están gestionados por las autoridades locales de acuerdo con el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, Se trata de los siguientes:

  • Impuesto sobre Bienes Inmuebles
  • Impuesto sobre Actividades Económicas
  • Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica
  • Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana

También te puede interesa

Compatibilidad entre las deducciones autonómicas y estatales

Cuántos meses de salario dedicas al pago de impuestos

Impuesto al Sol: cuánto pagarás por generar tu propia energía

Imagen – FuFu Wolf en Flickr y Tatiana Popova en Shutterstock

Tags: , ,

Categoría: General

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...

Comentarioss (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. ANAPAOLA dice:

    SERIA BUENO Q TODOS LOS PAISES BAJEN SUSN IMPUESTOS DE MANERA TAL Q TODOS CONTRIBUYAN AL DESARROLLO DE NUESTROS PAISES

    EN EL CASO DE QUE EL PAIS TENGA TASAS MUY ALTAS PARA PAGAR MUCHAS PERSONAS EVADIRAN SUS RESPECIVOS IMPUETOS ,,,. POR LO QUE SE CUMPLIRA LA LEY DE LA CURVA DE LAFFER

Deja un comentario


Logo FinancialRed