¿Cuántos impuestos pagamos por nuestro coche?

| julio 24, 2015 | 1 Comentario

Un coche es una de las herramientas más útiles a disposición del hombre, pero también una de las que más gastos genera. ¿Cuánto cuesta mantener un coche? Revisiones mecánicas, limpieza, gasolina, el pago del seguro… Y por supuesto, los impuestos sobre el coche. 

Los coches no están precisamente exentos del pago de impuestos  y, de hecho, hay varios tributos que recaen de manera directa o indirecta sobre ellos. Los dos impuestos sobre vehículos más importantes son el impuesto de matriculación y el impuesto de circulación, aunque a estos habrá que sumar otros gravámenes que abordaremos más adelante.

Impuesto de Matriculación

Se trata de un impuesto al que hay que hacer frente una sola vez y que grava la matriculación del vehículo. Este impuesto debe pagarse tanto en los coches nuevos como utilizados cuando se matriculan por primera vez en el país.
Aunque tiene carácter general, lo cierto es que existen exenciones, de forma que no todos los vehículos deben pagar el Impuesto de matriculación.  La siguiente tabla recoge los pagos que habrá que realizar por cada tipo de coche:

Como su propio nombre indica este tributo grava la matriculación del vehículo y se paga una sola vez, a la primera matriculación en España. Pero no todos los vehículos deben pagar el impuesto, hay algunos que están exentos o sujetos a reducciones, tal y como muestra la siguiente tabla:

impuesto de matriculacion tablas DGT

La cuantía a pagar la determina el tipo de vehículo y las emisiones de CO2 que genere. El primero de los elementos determinará la base imponible, es decir, el importe sobre el que se pagarán impuestos, mientras que el segundo elemento establecerá el tipo a pagar. Para los vehículos nuevos la cuantía se determina en función de la base imponible que se haya utilizado para  para calcular el IVA conforme al artículo 78 de la Ley de IVA. En el caso de los vehículos usados, habrá que remitirse al valor del mercado del coche, para lo que se aplicarán una serie de descuentos en función su antigüedad del vehículo.

La base imponible del impuesto la compone el valor del vehículo y será sobre el precio de venta sobre el que paguemos el porcentaje corespondiente. La Ley de Calidad del Aire es la encargada de determinar el porcentaje a aplicar teniendo en cuenta las emisiones de CO2. Esta es la tabla a seguir:

  • Vehículos de emisiones menores o iguales a 120g/km de CO2 – 0%
  • Vehículos de emisiones mayores de 120 y menores de 160 g/km de CO2 – 4,75%
  • Vehículos de emisiones mayores o iguales de 160 y menores de 200 g/km CO2 – 9,75%
  • Vehículos de emisiones mayores o iguales a 200 g/km de CO2 – 14,75%

En términos generales, cuanto más contaminante es un coche, más caro será el impuesto de matriculación.

El IVA en la compra de vehículos

Comprar un coche nuevo está sujeto al pago del IVA correspondiente. El tipo de IVA a con carácter general es del 21%, si bien existen exenciones que se aplican para los vehículos del cuerpo diplomático o de las Fuerzas Armadas, según se puede observar también en el cuadro anterior.

Además, la Ley 6/2006, de 24 de abril establece que los coches matriculados a nombre de minusválidos sólo tendrán que pagar el 4% de IVA. En este sentido, tendrán la consideración de personas con discapacidad las que tengan un un grado de minusvalía igual o superior al 33%.

impuestos-por-el-vehiculo-coche

En el caso de los trabajadores autónomos y las empresas, podrán imputar el IVA que hayan pagado por el coche como IVA soportado en su declaración trimestral siempre que esté 100% afecto a la actividad económica. En caso contrario sólo se podrá deducir deducibles el 50% de las cuotas soportadas siempre y cuando el vehículo no tenga una afección total a la actividad económica, si bien  la Sentencia Nº 213:2008 14-04-2010 Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana considera que es válido deducir la totalidad de la cuota en un turismo afecto siempre que dicha afección se efectiva, independientemente de si es total o parcial. Es decir, que no hace falta que el vehículo se utilice sólo con fines profesionales.

Quienes compren su coche de segunda mano no tendrán que pagar IVA, sino que deberán hacer frente al Impuesto sobre el Patriminio, que explicamos a continuación.

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales se aplica sobre la compra de coches de segunda mano y debe pagarlo quien compra el vehículo – el vendedor tributará en el IRPF por la ganancia patrimonial que obtenga, si es es que obtiene alguna-.

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales se calcula sobre unas tablas oficiales que determinan el valor del vehículo, según lo dispuesto en el Real Decreto 1/1993 . Para su cálculo se toma como valor del coche el mayor entre el estipulado en la compraventa o el fijado por el Ministerio de Industria a través de una serie de tablas que publica de forma anual (ver las tablas aprobadas para 2015).

Después sobre esta cantidad se aplica un multiplicador dependiendo de los años de uso del coche, según esta tabla –aquí puedes acceder al un simulador-:

Impuesto de transmisiones patrimoniales tabla coche

 

El resultado será la base imponible sobre la que después se aplicará el porcentaje del impuesto, que varia dependiendo de la comunidad autónoma. El porcentaje a aplicar se mueve entre el 4% y el 8% dependiendo de los años del vehículo y su potencia.

Recuerda que en este caso debes tener un contrato de compra venta –aquí puedes acceder a un modelo– y proceder al cambio de titularidad del vehículo.

El Impuesto de Circulación

El Impuestos sobre Vehículos de Tracción Mecánica -su nombre técnico- es un tributo de carácter directo que se ha de pagar sólo por hecho de ser dueño de un vehículo. Este impuesto sobre el coche tiene carácter general y está cedido a los ayuntamientos, aunque de nuevo existen algunas excepciones reguladas por el Real Decreto 2/2004. Son las siguientes:

  • Vehículos considerados de colección.
  • Vehículos en situación de baja y no sean aptos para circular.
  • Vehículos que tengan un permiso puntual para circulación en carreras u otro tipo de eventos deportivos o festivos.
  • Vehículos oficiales de las administraciones públicas adscritos a la defensa nacional o seguridad ciudadana.
  • Vehículos de organismos consulares, representaciones diplomáticasy todos aquellos extranjeros acreditados para circular por el pais.
  • Ambulancia,aAutobuses y microbuses y aquellos vehículos destinados al  transporte público con más de nueve plazas.
  • Vehículos destinados al transporte de personas con movilidad reducida.
  • Tractores, remolques y semirremolques que cuenten con la Cartilla Agrícola.

El resto de vehículos deberá pagar el impuesto de circulación , cuya gestión recae sobre los ayuntamientos. El importe a apagar dependerá de la potencia del coche y de lo ecológico que sea, así como de las modificaciones que decida incluir cada consistorio. Es decir, cada Ayuntamiento es libre de subir el impuesto. La tabla general es la siguiente:

El impuesto se devenga de forma anual a 1 de enero y tiene duración hasta el 31 de diciembre.

Impuesto sobre el Patrimonio

Los coches también deben incluirse en el Impuesto sobre el Patrimonio junto con el resto de bienes. Por fortuna, el común de los contribuyentes estará exento de declarar por este impuesto, ya que para ello su patrimonio debe alcanzar los  700.000 euros, excluida la vivienda habitual hasta los 300.000 euros. Quienes no alcancen esa cantidad no deberán tributar.

A efectos prácticos, esto quiere decir que la mayoría de personas esquivará este tributo y, por lo tanto, será como si el coche tuviese un coste cero al efecto.

Impuestos especiales

En realidad no existe ningún impuesto especial sobre los coches, pero sí el impuesto especial sobre hidrocarburos que habrá que pagar por la gasolina que consuma el coche y que indirectamente afecta al coste del propio vehículo.

Y por supuesto, aquí de nuevo se aplicará el IVA, que también grava la venta de gasolina como la de cualquier otra adquisición. En este caso, habrá que usar el IVA general del 21%.

iva-e-irpf-y-transmisiones-patrimoniales-en-el-coche

Este mismo IVA es que que se aplicará también a reparación y el resto de operaciones de mantenimiento del vehículo. Al coste de neumáticos, recambios y mano de obra se sumará el 21%.

Impuesto sobre la renta

¿También en el IRPF? Sí, el coche tambíén tributa en la declaración de la renta, aunque sólo en determinados supuestos. Y es que si vendes tu coche y ganas dinero con la transacción deberás declarar la ganancia patrimonial dentro de las rentas del ahorro.

La ganancia patrimonial en este caso será la diferencia entre el precio de venta y de compra. En la mayoría de los casos no habrá ganancia, ya que salvo la compraventa de vehículos clásicos y otras excepciones, el valor de los automóviles se deprecia rápidamente. Eso sí, a diferencia de lo que ocurre con las inversiones, en este caso no se podrá imputar pérdida patrimonial, al entenderse que esta está relacionada con el mero paso del tiempo.

También te puede interesar

Impuestos por viajar

Cuántos impuestos pagarás por comprar o vender tu coche en el extranjero

Plan Pive ¿Hay que incluir las subvenciones en el IRPF?

Imagen – Geograph y  CC0 Public Domain / Preguntas Frecuentes

Tags: , , , ,

Categoría: Fiscalidad, Impuesto Transmisiones Patrimoniales

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...

Comentarioss (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Andy Reynolds dice:

    Impuestos por todo… y aveces no los veo reflejados en nada

    http://youtu.be/xDb_ZhuGPEk

Deja un comentario


Logo FinancialRed