Devolucion Renta 2012

| enero 20, 2010 | 1 Comentario

Luego de solicitar el borrador de la renta, y una vez confirmado el mismo, el contribuyente debe proceder a abonar el saldo del IRPF. Pero a no todos el saldo les da a pagar. Puede suceder que a lo largo del año haya habido retenciones mayores a las debidas. Para todos aquellos contribuyentes a quienes el resultado sea a devolver podrán esperar entonces la devolución de la renta 2012 por parte de la Agencia Tributaria.

La devolución de la renta se produce -dentro de los parámetros normales- en el orden en el cual los contribuyentes hayan realizado su declaración de la renta. Esto quiere decir que los primeros en realizarla tendrán el privilegio de ser de los primeros en la devolución de la renta 2012.

La devolución por parte de la AEAT se consumará en la cuenta consignada por cada ciudadano en su declaración en un plazo no superior a seis meses desde que finalice la campaña de renta, en este caso la correspondiente al ejercicio 2011.

En este sentido, la Ley de IRPF es muy clara cuando establece que las devoluciones deben practicarse antes del final de año (el 31 de diciembre) para quienes obtuvieran un resultado negativo -es decir, a devolver- en su declaración de la renta.

De todas formas, si se supera este tiempo, la AEAT deberá incluir de oficio en la devolución el interés por demora, que en 2010 fue del 5% anual. Sin embargo, el objetivo de la AEAT es que el 90% de las devoluciones se lleven a cabo antes de julio.

Desde hace unos años todos los contribuyentes pueden consultar el estado de su devolución de la renta a través de la página web de la AEAT y de la Sede Electrónica de la AEAT. Para acceder a esta información sólo es necesario introducir el DNI o NIF y la cantidad pendiente de devolución por parte de la administración.

Para saberlo, hay una serie de elementos que pueden influir en la velocidad a la que se realiza la devolución de la renta. En este sentido, suelen ser más rápidas las devoluciones cuando se confirma directamente el borrador tal y como lo envía la AEAT, ya que en ese caso no son necesarias mayores comprobaciones. Tenga en cuenta que los importes a devolver que sobrepasen los 4.000 euros suelen ser examinados con lupa y tardan más en completarse.

A veces, Hacienda puede tomarse más tiempo en revisar una declaración cuando se produce una compensación de saldo entre cónyugues, cuando se incluyen cuentas corrientes de las que el contribuyente no es titular o en determinados casos de deducciones por rehabilitación de vivienda, donde pueden exigirse los papeles que acrediten dichas obras y su necesidad. Recuerde también que las deudas con Hacienda u otros organismos oficiales suelen motivo para paralizar la devolución y, en caso de que fuese pertinente, restar la cantidad adeudada de la que se iba a devolver.

Tags: ,

Categoría: IRPF

Comentarioss (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

Enlaces recibidos

  1. El borrador de la Declaracion de la Renta 2012: todo lo que necesitas saber | Sanchiz Asesores | mayo 30, 2012

Deja un comentario


Logo FinancialRed