¿Cuántos impuestos pagan los futbolistas?

| junio 20, 2013 | 0 Comentarios

impuestos del futbolEl caso Messi ha vuelto a poner en el disparadero las cuentas del fútbol y en este caso concreto, las de los futbolistas. El astro argentino ha sido imputado por un supuesto delito de fraude fiscal cifrado en cerca de cuatro millones de euros, que es la cantidad que habría eludido pagar a Hacienda. Para ello se habría valido de un complejo mecanismo para ceder sus derechos de imagen a sociedades instrumentales radicadas en paraísos fiscales al tiempo que formalizaba contratos de prestación de servicios con otras corporaciones situadas en Reino Unido y Suiza, dos países más permisivos en la gestión financiera.

El caso Messi nos lleva a preguntarnos por los impuestos a los que deben hacer frente los futbolistas y si esa carga es tan elevada como para plantearse defraudar o, como parece que pudiera ocurrir con Cristiano Ronaldo, cambiar de equipo. Los futbolistas deben pagar impuestos como cualquier otro ciudadano y no hay ninguna ley específica que se aplique a este colectivo.

Lo que sí ocurre es que al tener salarios elevados suelen tener que hacer frente a  los tramos de IRPF más elevados según la escala que se muestra en la siguiente tabla:

Si atendemos a la lista de los deportistas mejor pagados vemos como Leo Messi aparece en noveno lugar con unos ingresos de 41,3 millones de dólares, de los cuáles 20,3 millones están relacionados con la ficha y primas que recibe y 21 millones con derechos de imagen y publicidad.

Con el actual sistema tributario Messi tendría que pagar el 52% de sus ingresos en impuestos y al residir en Cataluña, este porcentaje se eleva al 56%. Es decir, que sin contar otros elementos, el argentino pagaría en ìmpuestos la friolera de 23,12 millones de euros.

 

La Ley Beckham y los futbolistas extranjeros

Un tanto diferente es el caso de Cristiano Ronaldo  y algunos de los deportistas extranjeros que llevan tiempo en nuestro país y se benefician de la llamada Ley Beckham. Esta ley, ideada para atraer el talento extranjero, era en realidad una reducción al tipo general del IRPF hasta dejarlo en el 24% para los extranjeros que viniesen a trabajar al territorio nacional con un contrato de trabajo bajo el brazo y no hubiesen residido en España en los últimos diez años. De esta forma, mientras que un futbolista nacional tributaría al tipo máximo (52%), los extranjeros lo harían al 24%.

En 2012 se cambió la Ley Beckham para ‘atacar’ precisamente este tipo de casos y se determinó que los extranjeros cuyos ingresos superasen los 600.000 euros deberían tributar al tipo normal y no podrían beneficiarse de esta medida. Quienes no alcanzasen esa cifra podrían hacerlo. Sin embargo, la ley no se aplicó de forma retroactivo.

Esto ha permitido que CR7 o Kaká, por poner dos ejemplos significativos, hayan seguido tributando al 24%. El problema surge cuando ahora, ya que la Ley Beckham sólo se aplica durante los primeros cinco años en España. Una vez superado este periodo se empezará a cotizar normalmente. Como es lógico, esto supone doblar la factura fiscal de muchos futbolistas, lo que hace que en muchos casos opten por emigrar o que el club, que habitualmente se hace cargo de estos pagos, desista de pagar sus fichas al ser ya demasiado caras.

Si tomamos a CR7 como ejemplo, el crack luso ingresa 44 millones de dólares, de los cuáles 23 están ligados al fútbol por 21 que llegan de publicidad y derechos de imagen. Gracias a la Ley Beckham sólo tendría que pagar 10,56 millones de dólares. Sin ella el pago de impuestos ascendería hasta los 22,88 millones de dólares ¿No es como para plantearse el cambio de equipo a otra liga?

Imagen – rahego en Flick

Tags: , , , , , ,

Categoría: Fiscalidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario


Logo FinancialRed